Qué comen las serpientes

¿Sabías que si una serpiente ha tenido un buen banquete y ha comido lo suficiente pueden llegar a estar casi seis meses sin volver a comer? ¿ Sabes cuánto y qué es lo que comen las serpientes?

En el siguiente artículo vamos a descifrar de manera genérica el mundo de estos preciosos reptiles, cómo y donde viven, cómo se reproducen, cómo y de qué se alimentan… en definitiva vamos a resumir un poco todo lo que sabemos de estos animales.

Qué comen las serpientes

Qué conoces de las serpientes

Cuando hablamos de serpientes nos referimos a un tipo vertebrados, que normalmente se desplazan arrastrándose en forma de S (porque no tienen patas salvo algunas excepciones), que son animales muy antiguos porque existen desde hace más de 100 millones de  años, que tienen forma alargada, y que no cierran los ojos ni para dormir.
Están prácticamente recubiertas por escamas al completo, incluso en sus ojos tienen unos párpados escamas transparentes, y poseen una saliva que en ocasiones puede ser venenosa y letal, lo cual les vale para atacar a otros animales de los cuales se quieren defender o a los que quieren comer.

Qué comen las serpientes

Cómo y dónde viven las serpientes

Son animales que se reproducen por huevos (ovíparos) salvo algunas que paren directamente, y como existen muchas especies distintas habitan en casi cualquier parte de la tierra. Aunque como en todos los animales, en función de cada uno pueden vivir en unas zonas u otras; por ejemplo las pitón habitan en áreas preferentemente húmedas,  puesto que son animales que pueden llegar a nadar mucho y se adaptan muy bien a los diferentes hábitats.
Tienen una vida larga y pueden llegar a vivir muchos años, y esto varía en función del tamaño y del tipo de serpiente del que hablemos, dándose raras excepciones de algunas que han llegado a vivir más de 45 años.

Qué comen las serpientes

Qué comen las serpientes

Las serpientes son animales que comen exclusivamente carne es decir, toda la fuerza y necesidades que tienen provienen de una alimentación totalmente carnívora bien como depredadores o bien comiendo animales que se encuentran muertos.
Su dieta es súper variada y muy completa, abarcando desde peces a otros reptiles o incluso aves; aunque lógicamente  como sucede con otros animales, el tipo de alimentación varía en función de cada especie, del tamaño, la edad, el peso y demás características. Y si hablamos por ejemplo de serpientes que tienen un tamaño pequeño, lógicamente las presas de las cuales se alimentan suelen ser de un tamaño similar o al menos inferior, aunque esto no siempre es así ya que a veces como otros animales mucho más grandes: burros, monos…
Una característica que merece la pena destacar, en cuanto a la alimentación de la serpiente se refiere, es el hecho de que no mastican lo que comen, sino que lo ingieren en piezas completas y enteras, las cuales almacenan en su estómago para dar lugar al proceso digestivo, que aunque nos parezca extraño y contrario a lo que sucede con otros animales, es una fase que requiere de mucha energía para poder transformar esa presa en sustancias útiles para la serpiente y que le alimente.
Las serpientes cuyo tamaño es más reducido, se alimentan preferentemente de roedores o insectos que encuentran en su día a día, mientras que las que ya tienen un tamaño bastante más considerable y son más venenosas, como por ejemplo el caso de la tan temida anaconda, llegan a comer cualquier tipo de animal incluso de tamaño bastante considerable, incluyendo al ser humano. También comen ranas, lagartos, gusanos, huevos de otras especies…

Leave a Reply